4 oct. 2019

MINI RESEÑAS: RECOMENDACIONES LITERARIAS | SÁNDOR MÁRAI


¡Hola lectores!

Volvimos a las recomendaciones literarias de forma encapsulada. El día de hoy hablaremos de algunas de las obras más significativas escritas por Sándor Márai. Lo descubrí en el año 2017 con su obra La herencia de Eszter, fue uno de los libros que más me gustó ese año y por supuesto, no he dejado de pensar en él.

7 jun. 2019

RESEÑA: ¿FUE ÉL? POR STEFAN ZWEIG


Título: ¿Fue él?
Título original: War er es?
Autor/a: Stefan Zweig
Traductor: Berta Vias Mahou
Páginas: 80
Año de publicación original: 1987
En esta breve novela, Zweig nos habla de los celos con su habitual maestría: elusivo, con la virtud de la intriga irresuelta, ahonda en el dolor y el desamparo que produce el sentirnos sustituidos en los afectos de nuestras personas queridas por un tercero que, cuanto menos, tiene los mismos derechos que nosotros. La rabia y la violencia pueden conducir a una venganza que agravará, si cabe aún más, nuestra orfandad.

¡Hola lectores!
Traigo una depresión post- avengers end game que no se la creen. Había pensado en traerles o no esta reseña porque no parece un libro llamativo, a simple vista. Es todo lo contrario, es un libro con una narrativa intrigante y ligera.

Es una novela corta, muy corta. Típico del autor, pero en esta ocasión el protagonista no es un ser humano, es un perro. Sí, un perro ¿cómo les puede parecer esto?. No es una novela para niños, principalmente, es una novela para adultos. El perro como personaje principal, un personaje que tal vez fue víctima y victimario. 

En esta ocasión este particular autor nos muestra cómo la historia de un tierno perro, se torna perturbadora. Muchos creemos que el sentir emociones son propias de la naturaleza humana, ya veremos que en esta historia no es así. El amor, celos y venganza son los entremeces que se sirven en esta particular novela. 

Resulta que un día en un edifico, una tierna paraje de abuelos que vivían hace tiempo ahí vio que llegaba una pareja de recién casados a vivir en el mismo edificio o en frente (ya no recuerdo).  Limpley, es el nombre de una persona que para mí sufre de algún tipo de trastorno porque este hombre se emociona casi que obsesiona con todo lo nuevo o ¿será que todos nosotros somos así con los nuevo?. Primero con sus nuevos vecinos, los ancianos. Empezaron con muchos encuentros, invitaciones, reuniones, etc. Luego, parece ser que este hombre pierde todo el interés por lo ya conocido y se va alejando. Su esposa comienza a sentir que los comportamientos de su esposo Limpley no la hacen feliz y posteriormente cae en la tristeza. Su vecina " la abuelita" decide regalarle un perrito bulldog, ella muy feliz lo recibe. Pero, adivinen quién se queda con el bulldog y le pone nombre, sí Limpley. Ahora, Limpley fija toda su atención en el bulldog llamado ahora "Ponto", era perro robusto y de pelaje negro.

Cuando un sábado por la tarde nos di poníamos a abandonar nuestra casa para ir a dar nuestro habitual paseo, oímos unos pasos rápidos, pesados, que se acercaban hacia nosotros. Al volvernos, había allí un hombre fornido y alegre, que nos ofreció una mano ancha, roja y llena de pecas. Era el nuevo vecino y había oído decir lo amables que habíamos sido con su mujer. 

Cuando un sábado por la tarde nos disponíamos a abandonar nuestra casa para ir a dar nuestro habitual paseo, oímos unos pasos rápidos, pesados, que se acercaban hacia nosotros. Al volvernos, había allí un hombre fornido y alegre, que nos ofreció una mano ancha, roja y llena de pecas. Era el nuevo vecino y había oído decir lo amables que habíamos sido con su mujer. 

En este punto de la historia vemos el problema de llegar a malcriar a una mascota, el dominado dejó de ser Ponto y pasó a ser el propio Limpley que solo vivía para satisfacer a Ponto, él se volvió una perro insoportable y solo buscaba de su amo cuando necesitaba de él. 

Con el paso de los días el perro sigue haciéndose más malcriado y dependiente, directamente Limpley solo fija su atención en Ponto, dejando a un lado a su esposa que cada vez se pone más triste. Y saltándonos un poco más los detalles, la esposa de Limpley queda en estado de embarazo y adivinen en quién se girará toda la atención de Limpley. Por supuesto que esto lo nota Ponto y con el paso de los días pasa de ser el perro más malcriado y engreído, a ser un perro que se siente abandonado y humillado. Ponto, con la actitud de cualquier ser humano que de repente se siente fuera de lugar intenta acomodarse a su nuevo panorama, sin embargo al ver que no logra tener de nuevo atención, los sentimientos más humanos posibles comienzan a albergar su corazón. Los celos, sentimientos de abandono e impotencia.

Al final solo te preguntarás por qué Stefan Zweig es tan bueno sembrando intrigas ¿cómo carajo es esto posible?. Es claro que este libro no tiene un final feliz. Es por eso que extiendo la invitación para que leamos una historia un tanto fuera de lo común y puede que deje te pensando un par de horas o incluso días. Al día de hoy, sigo fascinada por la forma en la que Zweig, le da vida a una historia que parece no tener demasiada profundidad. 


Stefan Zweig 
(Austria, 1881-1942)


Escritor y pacifista austriaco, famoso sobre todo por sus biografías. Nació en Viena, en cuya Universidad estudió. A raíz del estallido de la I Guerra Mundial, Zweig se convirtió en un ardiente pacifista y se trasladó a Zurich, donde podía expresar sus opiniones. En su primera obra importante, el poema dramático Jeremías (1917), denunciaba apasionadamente lo que él consideraba como la locura suprema de la guerra. Después de la guerra Zweig se estableció en Salzburgo y escribió biografías, por las que se hizo famoso, narraciones y novelas cortas y ensayos. Entre estas obras destacan: Tres maestros (1920), estudios sobre Honoré de Balzac, Charles Dickens y Fedor Dostoievski y La curación por el espíritu (1931), donde da cuenta de las ideas de Franz Anton Mesmer, Sigmund Freud y Mary Baker Eddy. El ascenso del nazismo y el antisemitismo en Alemania llevó a Zweig, que era judío, a huir a Gran Bretaña en 1934. Emigró a los Estados Unidos en 1940 y después a Brasil en 1941, donde se suicidó llevado por un sentimiento de soledad y fatiga espiritual. Como escritor, Zweig se distinguió por su introspección psicológica. Omitiendo detalles no esenciales, fue capaz de hacer sus biografías tan entretenidas como una novela. Los últimos escritos importantes de Zweig incluyen las biografías Erasmus de Rotterdam (1934) y María Estuardo (1935), la novela El juego real (publicada póstumamente en 1944), y su autobiografía El mundo de ayer (1941).

28 mar. 2019

Reseña: La noche de los niños por Toni Morrison







Título: La noche de los niños
Título original: God help the child
Autor/a: Toni Morrison
Traductor: Carlos Mayor Ortega
Páginas: 208
Año de publicación original: 2015

«No es culpa mía. A mí no pueden acusarme. Yo no hice nada y no tengo ni idea de cómo pasó. Una hora después de que me la sacaran de entre las piernas ya me había dado cuenta de que había un problema. Un problema grave. Era tan negra que me asustó. Un negro del color de la medianoche...»


¡Hola lectores! Bienvenidos una vez más 

MI OPINIÓN


Es un libro que contiene varias historias narradas por los diferentes protagonistas, pero todas se centran en abusos psicológicos y sexuales cometidos contra niños y eso es lo más impactante. Desde el comienzo de la obra nos damos cuenta con la narración de la madre de nuestra protagonista que es Bride. Lo dura que fue con su hija por no tener su mismo tono de piel "blanco" y es que, por causas de la genética Bride es negra y sus padres son blancos. Los padres la menosprecian de la forma más miserable, mientras que a ella siendo una niña busca desde pequeña la aceptación de su madre a cualquier costo. 

Booker era parte del sufrimiento, no la salvación, ni mucho menos, y ahora la vida de Bride era un desastre por su culpa. Antes tenía todos los pedazos bien cosidos: el encanto personal, el control en una profesión apasionante e incluso creativa, la libertad sexual y, sobre todo, un escudo que la protegía de cualquier emoción demasiado intensa, ya fuera la rabia, el bochorno o el amor. Ante una agresión física no había reaccionado con menos cobardía que ante una ruptura repentina e inexplicada. La primera había provocado lágrimas; la segunda, un frívolo «¿Y qué?».

HABLEMOS DE:


Imagen relacionadaEl otro personaje que me llamó la atención fue Booker, estaba llenísimo de cualidades y defectos. Un personaje real; miedo a un pasado que nunca pudo olvidar ni superar. Con este personaje me puse a pensar mucho, la verdad se me hizo tan difícil la situación por la que pasó que sinceramente no lo culpo por nada de su presente. Es un buen personaje del que quizá me hubiera gustado saber más. 

Volvamos con Bride, ella es una representación máxima de que cuando nos vemos obligados a cambiar no todo sale bien y que el tiempo nos lo cobrará algún día. Ella mutó y mutó y ni siquiera sabía por qué lo hacía, en un momento todo en ella se derrumbó y y tampoco sabía por qué. Esta parte me pareció fascinante, ver el retroceso de Bride, fue increíble e inexplicable. El sin sabor que me dejó fue su final, ese encuentro con ella misma no me terminó de convencer, pero ya me dirán ustedes.

¿Qué significaba eso de no era la mujer que quería? ¿A quién se refería? ¿A esa mujer en concreto? ¿A la que conducía un Jaguar con un vestido de cachemira blanco perla y unas botas de piel de conejo cepillada del color de la luna? ¿La tía despampanante, según cualquiera con ojos en la cara, que dirigía un importante departamento de una empresa valorada en mil millones de dólares? ¿La que ya estaba concibiendo nuevas gamas de productos; pestañas, por ejemplo? Además de más pecho, toda mujer (ya fuera la que Booker quería o cualquier otra) anhelaba pestañas más largas y más gruesas. Daba igual que estuviera flaca como una cobra y muerta de hambre: si tenía tetas como pomelos y ojos de mapache, cualquier mujer era feliz a más no poder.

CONCLUYENDO


Todas las historias son crudas, desde el trato de la madre de Bride hacia ella, la historia de Booker y el resto de personajes que acompañan esta historia. El pasado es un elemento poderoso en toda la trama y resuena descomunalmente en cada página, en cada recuerdo y letra. El libro en ciertas ocasiones se hace un poco lento, sin embargo se lee rápido porque es muy dinámico.En otras ocasiones, ciertas partes de la historia se presta para querer alimentar el morbo del lector, pero eso es algo que yo perdono en esta ocasión. Deja algunos sin sabores e historias inconclusas tal vez porque así es el pasado. Nunca termina hasta que ya han pasado los años, aunque como lectores siempre vamos a querer encontrar libros con finales explícitos, pero no todo es oro queridos.

4/5

Buen libro, pero pudo ser mejor

***

¿Lo han leído? ¿Han leído algo de esta autora?

Muchas gracias por leer y nos vemos la otra semana muy seguro con otra reseña



Toni Morrison 
 (1931)
Su nombre original es Chloe Anthony Wofford, escritora estadounidense laureada con el premio Nobel. Nació en Lorain (Ohio), y estudió en la Universidad de Howard. Su infancia transcurrió durante los años de la Gran Depresión, en el seno de una familia pobre y muy unida. Desde muy niña dio muestras de una notable inteligencia y en 1949 ingresó en la universidad, donde se interesó por el teatro y se incorporó a un grupo de teatro universitario. Morrison realizó un curso de posgrado de literatura inglesa en la Universidad de Cornell, en 1955; después dio clases en las universidades de Texas y de Howard. Fue entonces cuando conoció a su futuro esposo, Harold Morrison, un arquitecto jamaicano. La pareja tuvo dos hijos y se divorció en 1964. Durante sus años en Howard, Morrison empezó a escribir narrativa. En 1964, dejó la enseñanza para trabajar como editora literaria para la editorial Random House de Nueva York. En 1970, publicó su primera novela, Ojos azules, que resultó una auténtica revelación. En 1973 apareció Sulay en 1977, La canción de Salomón, aclamada por la crítica como un gran acontecimiento literario. La isla de los caballeros (1981) también recibió una excelente acogida. En 1987, publicó Beloved, y un año más tarde recibió el Premio Pulitzer. A continuación aparecieron Jazz (1992) y Jugando en la oscuridad (1992), dos grandes éxitos de ventas. En 1993, Morrison obtuvo el Premio Nobel de Literatura. Su obra habla de la vida de los negros, especialmente de las mujeres negras, y ensalza a esta comunidad. Sus grandes dotes de observación se combinan con un carácter compasivo y el uso de un lenguaje poético.