18 de octubre de 2017

MIS FRAGMENTOS FAVORITOS DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER


¡Hola lectores! 

Con esta entrada doy inicio a una serie de publicaciones que trataré de subir mensualmente sobre poesía y poetas. 

Hace poco, menos de un año me he interesado por la poesía. Anteriormente, no la soportaba. Me estaba perdiendo de mucho y no es lamentable que hasta ahora sienta tanto gusto por ella si no que tiempo al tiempo
Una de mis poetas favoritas es Alejandra Pizarnik y su forma visceral de coger y meterte en sus líneas, pero no hablaremos de ella por ahora. 

Hoy, le corresponde una entrada especial a un poeta que me ha cautivado por su alta sensibilidad y creo que muchos ya lo conocen. La poesía de Bécquer es atemporal, por eso y más es que me gusta mucho su poesía.

Después de un día agotador y estresante, me siento a leer a Rimas y Leyendas de Bécquer, no lo hago en orden, en realidad salto, adelanto o devuelvo páginas porque no es un libro para leer en orden - eso creo yo-. 

Antes que nada si no conoces a Bécquer aquí te dejo una breve biografía.

Resultado de imagen para gustavo adolfo becquer

 Gustavo Adolfo Domínguez Bastida
(1836-1870)

Poeta español. Es una de las figuras más importantes del romanticismo y sus Rimas supusieron el punto de partida de la poesía moderna española. Nació en Sevilla, hijo de un pintor y hermano de otro, Valeriano. También él mismo practicó la pintura, pero, después de quedarse huérfano y trasladarse a Madrid, en 1854, la abandonó para dedicarse exclusivamente a la literatura. No logró tener éxito y vivió en la pobreza, colaborando en periódicos de poca categoría. Posteriormente escribió en otros más importantes, donde publicó crónicas sociales, algunas de sus Leyendas y los ensayos costumbristas Cartas desde mi celda. Obtuvo un cargo muy bien pagado, en 1864, de censor oficial de novelas. Hacia 1867 escribió sus famosas Rimas y las preparaba para su publicación, pero con la Revolución de 1868 se perdió el manuscrito y el poeta tuvo que preparar otro, en parte de memoria. Su matrimonio, con la hija de un médico, le dio tres hijos, pero se deshizo en 1868. Bécquer, que desde 1858 estaba aquejado de una grave enfermedad, probablemente tuberculosa o venérea, se trasladó a Toledo, a casa de su hermano Valeriano. Este murió en septiembre de 1870 y el poeta el 22 de diciembre, a los treinta y cuatro años. 












Pueden descargar las imágenes si así lo desean y dar click sobre ellas para visualizar mejor. Nos vemos este viernes en el especial terrorífico

¡Muchas gracias por leer!

3 comentarios:

  1. Hola! Muchas gracias por dejarnos algo de Gustavo Adolfo. Yo estoy como tu antes, no me gusta la poesía, no me entra todavía, pero no descarto que en un momento lo haga. Estoy convencida de lo que mencionaste en el comienzo, tiempo al tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Holaaa
    He leído y releído a Becquer y me encanta, soy amante de la poesía *.*
    un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Es imperdonable que siendo de mi propia ciudad no haya leído todavía a tan célebre autor.
    Un blog interesante, me gusta, con tu permiso me quedo por aquí, y te invito a su vez al nuestro:
    https://erasejm.blogspot.com.es/

    Un beso Mina ;)

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar tu comentario aquí, me hacen muy feliz.

Devuelvo todos los comentarios y los sigo a todos. No es necesario dejar tu link aquí, yo te encuentro.

Si haces parte de la iniciativa seamos seguidores, puedes encontrar el banner de ella al lado derecho.

¡Que tengan las mejores lecturas!